A CINCO AÑOS DE LA MUERTE DE MANUEL GUTIÉRREZ, AMNISTÍA INTERNACIONAL LANZA CAMPAÑA “EL OLVIDO ESTÁ LLENO DE MEMORIA”

Amnistía Internacional Chile

Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.

A CINCO AÑOS DE LA MUERTE DE MANUEL GUTIÉRREZ, AMNISTÍA INTERNACIONAL LANZA CAMPAÑA “EL OLVIDO ESTÁ LLENO DE MEMORIA”

25, Ago. 2016 | Categoría: ,

miniatura-impunidad“Muchos han muerto a la espera de justicia”, manifestó la presidenta Michelle Bachelet hace dos años en el contexto de una nueva conmemoración del Golpe de Estado. Sin duda, esta declaración es cierta; pero lamentablemente no sólo aplica para las víctimas de la Dictadura. Chile, tras salir de este negro periodo de su historia ha vuelto ser testigo de casos de muertes e incluso de presuntas desapariciones cometidas por parte de agentes del Estado que también necesitan esclarecerse y acceder a la justicia.

Por lo anterior, Amnistía Internacional lanza la campaña “El olvido está lleno de memoria” que se extenderá a partir de hoy- día en que se conmemora la muerte de Manuel Gutiérrez– al 11 de septiembre. El objetivo es recordar al Estado de Chile que tiene la obligación de afrontar la impunidad en casos de violaciones a los derechos humanos tanto del pasado como del presente.

“En las próximas semanas son varias las fechas que nos recuerdan las graves y sistemáticas violaciones de derechos humanos que se cometieron en Chile en el pasado durante la Dictadura, pero también nos recuerdan los casos de violaciones de derechos humanos que se han visto en Democracia. Y lo más doloroso aún es que estas fechas nos recuerdan las deudas pendientes de Chile para asegurar verdad, justicia y reparación a las víctimas y sus familias.”, señaló Ana Piquer, directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Chile.

La muerte de Manuel Gutiérrez, el Día del Detenido Desaparecido, la conmemoración del Golpe de Estado y de la desaparición de José Huenante, nos deben hacer reflexionar acerca de cómo nos hacemos cargo de nuestro pasado y la conservación de la memoria, dando a la vez garantías de que hechos tan graves como éstos no se repitan nunca más.

Chile debe continuar su combate contra la impunidad del pasado. Para ello, debe seguir fortaleciendo los mecanismos que permitan obtener verdad, justicia y reparación para todas las víctimas de violaciones de derechos humanos y sus familias; dejar sin efecto el Decreto Ley 2191 de 1978, o “Decreto Ley de Amnistía”; revocar toda disposición de prescriptibilidad de delitos de derecho internacional; tipificar la tortura y adoptar medidas que den garantías de no repetición, incluyendo políticas de memoria histórica y educación en derechos humanos.

Entre las garantías de no repetición está también hacerse cargo de las violaciones de derechos humanos que se puedan producir en la actualidad, dando señales de que son tan inaceptables hoy como ayer.

Hoy, cuando se conmemoran cinco años de la muerte de Manuel Gutiérrez (16 años) tras recibir un disparo por parte de un carabinero cuando observaba una manifestación social, Amnistía Internacional reitera su llamado a las autoridades a una urgente reforma a la Jurisdicción Militar para asegurar que ningún caso de violación a los derechos humamos sea visto en estos tribunales, pues no presentan el grado más básico de independencia e imparcialidad.

El caso de Manuel Gutiérrez fue visto en la Jurisdicción Militar y las consecuencias han dado una deplorable señal en la búsqueda de justicia y reparación. El carabinero que dio muerte a este joven en una primera instancia negó la utilización del armamento, limpió el arma y repuso las municiones para impedir que se le descubriera. Ese mismo uniformado fue beneficiado por colaborar con el proceso y condenado a un poco más de tres años pero en libertad.  Más tarde, la Corte Marcial redujo la sentencia a 461 días de pena remitida, lo cual fue confirmado por la Corte Suprema. Considerando todo esto, su familia mencionó a Amnistía Internacional que siente que no se ha hecho justicia.

“El caso de Manuel Gutiérrez es un ejemplo más de cómo la justicia militar en definitiva no da garantías de justicia. En ninguno de los casos de muertes por disparos de Carabineros ocurridos en los últimos 10 años ha habido condenas que signifiquen una sanción de cárcel efectiva. Esto da la peligrosa señal a Carabineros de que golpear o disparar a civiles les significa una sanción minúscula para nada proporcional al daño causado, lo cual genera el riesgo de que estas conductas se sigan repitiendo”, menciona Ana Piquer.

Un caso que sigue sumido en la impunidad es el de José Huenante, joven de 16 años de origen mapuche que desapareció durante la madrugada del 03 de septiembre de 2005 en Puerto Montt. Testigos aseguran haber visto a José Huenante corriendo delante de una patrulla de carabineros y cómo en un momento dos agentes se bajaron del vehículo y lo detuvieron. Desde entonces se desconoce su paradero.

Este caso está siendo investigado en paralelo tanto en la Justicia Ordinaria como en la Justicia Militar; sin embargo, ninguna ha conseguido dar con la verdad de los hechos y sancionar a los responsables. “Casos como el de la desaparición de una persona en la que están presuntamente involucrados agentes del Estado jamás deben ser vistos por la Justicia Militar, pues la composición de sus tribunales permite que Carabineros y Militares juzguen a miembros de sus mismas filas, y eso claramente tiene un sesgo que no garantiza un juicio justo. En este caso, la familia de José no sólo no ha obtenido justicia: ni siquiera sabe la verdad de los hechos”, añade Ana Piquer.

Hace más de 10 años la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó, entre otras cosas, al Estado de Chile que reforme la Jurisdicción Militar para limitar su alcance y asegurar que bajo ninguna circunstancia un civil sea sometido a esta jurisdicción. En tanto, en 2014, el programa de gobierno de la entonces candidata a la Presidencia Michelle Bachelet incluyó un compromiso de reformar la Justicia Militar para limitar su uso a delitos estrictamente militares. Al día de hoy, la reforma sigue siendo un tema pendiente.

Chile debe hacer frente a las atrocidades del pasado y del presente, pero esto no sólo debe quedar en una declaración de buena voluntad por parte de las autoridades, pues mientras siga vigente el Decreto Ley de Amnistía y no se reforme la Justicia Militar de la era de Pinochet, mientras el delito de tortura no exista en la legislación nacional, mientras no se asegure la mantención de la memoria histórica, resulta muy difícil que la expresión “nunca más” sea una realidad en el país.

Más información:

Artículo “A cinco años de la muerte de Manuel Gutiérrez” http://bit.ly/2bJ0gA5

Noticias Relacionadas
logo
Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.
Súmate