ARABIA SAUDÍ: AMENAZA DE EJECUCIÓN DE AL MENOS 50 CONDENADOS A MUERTE, INCLUIDOS ACTIVISTAS CHIÍES

Amnistía Internacional Chile

Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.

ARABIA SAUDÍ: AMENAZA DE EJECUCIÓN DE AL MENOS 50 CONDENADOS A MUERTE, INCLUIDOS ACTIVISTAS CHIÍES

27, Nov. 2015 | Categoría:

Ali alNimrAmnistiaInternacionalAumenta el riesgo de ejecución inminente de más de 50 personas, advierte Amnistía Internacional tras informar los medios de comunicación saudíes afines a las autoridades de que van a ser ejecutadas en breve en un solo día.
Las madres de cinco activistas chiíes que figuran entre los condenados han implorado clemencia al rey Salmán al saber que se están llevando a cabo preparativos relacionados probablemente con su ejecución inminente.

“El macabro repunte de las ejecuciones en Arabia Saudí este año, junto con la naturaleza secreta y arbitraria que tienen allí las decisiones judiciales y las ejecuciones, obligan a tomarse muy en serio estas últimas señales de advertencia”, ha señalado James Lynch, director adjunto del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte África de Amnistía Internacional.

“Estas ejecuciones no deben llevarse a cabo; Arabia de Saudí deber levantar el velo de secreto que envuelve los casos de pena de muerte, en el marco de una revisión fundamental de su sistema de justicia penal.”

Entre los cinco activistas cuyas madres han hecho el llamamiento al rey figuran Ali al-Nimr, Abdullah al-Zaher y Dawood Hussein al-Marhoon, que fueron condenados por presuntos delitos cometidos cuando eran menores de edad. Amnistía Internacional ha hecho campaña para que se anulen sus condenas de muerte, dado que hay denuncias creíbles según las cuales fueron torturados y sometidos a juicios manifiestamente injustos ante el Tribunal Penal Especial, que conoce de casos de terrorismo. El derecho internacional prohíbe la imposición de la pena de muerte a personas menores de 18 años.

Además de la campaña de Amnistía Internacional en su favor, el Parlamento Europeo y un grupo de expertos de la ONU han instado a Arabia Saudí a detener la ejecución de Ali al-Nimr. El ministro británico de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, ha manifestado públicamente que “espera que [Ali] al-Nimr no sea ejecutado”.

Ali al-Nimr y su tío Sheikh Nimr al-Nimr, destacado clérigo musulmán chií, forman parte de un grupo de seis activistas que fueron detenidos tras las protestas en demanda de reformas políticas iniciadas en la Provincia Oriental de Arabia Saudí, que es predominantemente chií, en 2011.

“Entre las personas que corren riesgo inminente de ejecución figuran estos estos seis activistas chiíes condenados en juicios claramente injustos. Es evidente que las autoridades saudíes están utilizando la excusa del antiterrorismo para saldar cuentas políticas”, ha explicado James Lynch.

“Tres de estos seis activistas fueron condenados por ‘delitos’ cometidos cuando eran menores de edad y han dicho que fueron torturados para obligarlos a confesar. Como conocemos las graves deficiencias del sistema de justicia penal saudí, tememos que no haya garantías en los juicios por delitos penados con la muerte en el país.”

Las madres de los condenados han hecho públicos sus temores al saber esta semana que sus hijos han sido sometidos a un examen médico “inesperado” en prisión, pues creen que es señal de su ejecución inminente. Desde que los trasladaron a la prisión de Al Hair, en Riad, a principios de octubre, cuatro de los cinco activistas están recluidos en régimen de aislamiento en un ala de la prisión que alberga a los condenados a muerte.

En su carta al rey, las mujeres piden que se anulen las condenas de sus hijos y se los someta a un nuevo juicio que sea público, cumpla las normas internacionales sobre juicios justos y cuente con la asistencia de observadores independientes.

Esta semana, varios periódicos saudíes afines a las autoridades han informado de que hasta 55 “terroristas de Al Qaeda y de Al Awamiyya” serán ejecutados “en los próximos días”. Al Awamiyya es una zona predominantemente chií de la Provincia Oriental de Arabia Saudí, donde se celebraron manifestaciones en 2011.

“Decapitar o ejecutar de cualquier otro modo a decenas de personas en un solo día supondrá un vertiginoso descenso a cotas de horror aún más bajas para Arabia Saudí, cuyas autoridades siguen mostrando un cinismo imperturbable e incluso abierto desafío cuando dirigentes y ciudadanos de todo el mundo cuestionan su sórdido historial de uso de la pena de muerte”, ha afirmado James Lynch.

Arabia Saudí es desde hace tiempo uno de los verdugos más activos del mundo, y su historial está empeorando tras un reciente repunte en gran escala de las ejecuciones. Amnistía Internacional publicará a principios de 2016 su informe anual sobre las condenas de muerte y las ejecuciones en el mundo.

La organización se opone a la pena de muerte en todo momento y en todos los casos sin excepción, independientemente de quién sea la persona acusada, de su culpabilidad o inocencia, del delito cometido y del método de ejecución.

Noticias Relacionadas
logo
Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.
Súmate