Estados Unidos: El despacho de abogados de Shell se niega a entregar documentación esencial para la causa de los nueve ogonis

Amnistía Internacional Chile

Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.

Estados Unidos: El despacho de abogados de Shell se niega a entregar documentación esencial para la causa de los nueve ogonis

8, Sep. 2017 | Categoría: ,

El bufete jurídico de Shell en Estados Unidos se niega a entregar más de 100.000 documentos internos que son fundamentales para una causa judicial en Países Bajos en la que se acusa al gigante del petróleo de complicidad en la detención, reclusión y ejecución ilícita de nueve hombres en Nigeria en la década de 1990; así lo ha manifestado Amnistía Internacional con antelación a la vista que tendrá lugar la semana que viene ante una corte de apelaciones estadounidense .

La ejecución de “los nueve ogonis”, entre ellos el célebre escritor Ken Saro-Wiwa, por el Estado nigeriano en 1995 causó indignación en todo el mundo. Era la culminación de una campaña brutal llevada a cabo por el gobierno militar de Nigeria para acallar las protestas en la región petrolífera del delta del Níger.

Después de batallar durante 20 años para que se haga justicia, el 28 de junio, las viudas de cuatro de los ogonis ejecutados, con Esther Kiobel a la cabeza, emprendieron acciones legales contra Shell en Países Bajos. Shell trata de impedir que salga a la luz pública información vital para el caso.

El 12 de septiembre, la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito, con sede en Nueva York, celebrará la primera vista del recurso de apelación interpuesto por Cravath, Swaine & Moore, LLP (bufete jurídico de Shell) contra la orden de presentar los documentos dictada por un tribunal federal.

“Shell ha ido demasiado lejos para no dar a conocer esta información crítica. Los documentos en cuestión son tan antiguos que es muy poco probable que existan razones legítimas de carácter comercial para mantener su confidencialidad. Por tanto, ¿qué tiene que ocultar Shell?”, ha manifestado Audrey Gaughran, directora general de Investigación de Amnistía Internacional.

“Después de examinar todas las pruebas disponibles, Amnistía Internacional cree que Shell fue cómplice de poner a los nueve ogonis a merced de un gobierno del que sabía que cometía abusos sistemáticos contra los derechos humanos.  Dada la gravedad de las acusaciones, es imprescindible que la empresa revele el resto de la información. No deben permitir que Shell se esconda tras exclusivos equipos jurídicos y trucos de prestidigitación para no dar la cara ante los tribunales.”

Esther Kiobel está representada en las actuaciones por EarthRights International, ONG internacional de defensa jurídica de los derechos humanos y el medio ambiente.

Esther Kiobel presentó una demanda contra Shell en Estados Unidos en 2001, pero en 2013 la Corte Suprema estadounidense resolvió que Estados Unidos carecía de jurisdicción, sin pronunciarse sobre el fondo de la demanda. Shell estuvo representada por Cravath, que aún tiene en su poder los más de 100.000 documentos confidenciales de Shell presentados en virtud de un procedimiento de descubrimiento de prueba en la causa original.

El 24 de enero de 2017, un tribunal de distrito de Nueva York ordenó a Cravath que presentara los documentos.

Información complementaria

Las ejecuciones de los nueve ogonis sucedieron a una campaña brutal del régimen militar nigeriano para reprimir las protestas por los estragos medioambientales causados por Shell en la región de Ogonilandia, en el delta del Níger. El petróleo extraído por Shell en Ogonilandia era sumamente lucrativo para el gobierno nigeriano, que temía que las protestas se extendieran.

Tras examinar las pruebas disponibles, Amnistía Internacional considera que Shell alentó a las autoridades en su campaña de represión de las protestas, incluso después de saber que se habían cometido violaciones de derechos humanos.

Amnistía Internacional ha planteado estas acusaciones a Shell, quien ha afirmado que no actuó “en connivencia con las autoridades militares para reprimir los disturbios en la comunidad y tampoco alentó ni defendió en absoluto ningún acto de violencia en Nigeria”.

Encontrarán más información en el documento de Amnistía Internacional In the Dock,

 

Noticias Relacionadas
logo
Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.
Súmate