Preguntas Frecuentes | Amnistía Internacional Chile

Amnistía Internacional Chile

Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.

Preguntas Frecuentes

En respuesta a las solicitudes de mayor información acerca de quiénes somos y qué hacemos, hemos proporcionado las siguientes respuestas a las preguntas más frecuentes. Si tienes una pregunta que no esté reflejada aquí, escribe a info@amnistia.cl .

 ¿Cómo logra Amnistía Internacional mantener su independencia?

La independencia de Amnistía Internacional es parte vital de nuestra eficacia. Como regla general, no aceptamos dinero de gobiernos, empresas o partidos políticos, asegurando siempre la libertad de criticarlos cuando ocurre un abuso a los derechos de las personas o por no protegerlos. Debido a que somos totalmente independientes de cualquier ideología política, interés económico y credo religioso, podemos tomar medidas para defender los derechos humanos dondequiera que se violen.

Somos una organización democrática que sólo responde a nuestros/as miembros, personas que vienen de diferentes orígenes, pero que comparten un compromiso común con los derechos humanos.

Nuestra investigación se realiza y/o supervisa siempre por personas especializadas, resguardando así la rigurosidad e imparcialidad de la investigación.

¿Ustedes son comunistas o de izquierda?

Defendemos los Derechos Humanos de todas las personas y denunciamos a todos los gobiernos que violan aquellos derechos, sean de Derecha o de Izquierda. Por ejemplo, nos oponemos con la misma fuerza a lo que sucede en Guantánamo en Estados Unidos, como también a los abusos que suceden en China.

 ¿De dónde proviene el financiamiento de Amnistía Internacional?

La gran mayoría de nuestros ingresos provienen de la gente (socios y socias) que generosamente contribuye a nuestro trabajo con una donación mensual. No aceptamos dinero u otro tipo de apoyo de gobiernos u organizaciones políticas para nuestro trabajo de investigación ni campañas.

La generosidad, el compromiso y colaboración de las personas nos permiten:

  • Mantener nuestra independencia.
  • Mantener la presión sobre los gobiernos, empresas y otras organizaciones.
  • Responder rápidamente a las crisis de derechos humanos cuando éstas se producen.

Hoy en día, aproximadamente  un tercio del presupuesto de Amnistía Internacional Chile se financia con los donantes de Chile, y los dos tercios restantes, con fondos internacionales provenientes de donantes de otros países del mundo.

 –

¿Cómo Amnistía Internacional sabe que tiene los datos y antecedentes correctos?

Las campañas de Amnistía Internacional se basan en los hechos y la información detallada sobre las violaciones a los derechos humanos que ocurren en el mundo.

Enviamos representantes para levantar toda la información necesaria, reunirse con autoridades y para contactarse con organizaciones locales que trabajen el tema investigado.

Hacemos un seguimiento de miles de medios de comunicación y recabamos información de los boletines oficiales y otros documentos legales, informes médicos y  contacto con fuentes confiables de información en todo el mundo.

Periodistas, profesionales de la investigación, gobiernos y especialistas de las Naciones Unidas se basan en nuestros informes. Por otro lado, los gobiernos que criticamos muy rara vez ofrecen una refutación detallada de nuestra información.

 –

¿Qué derecho tenemos de interferir en los asuntos internos de los países?

Después de la Segunda Guerra Mundial, la comunidad internacional aceptó que la soberanía nacional no puede ser utilizada como una excusa para las violaciones de los derechos humanos, o como una cubierta para proteger a las personas que son culpables de dichos actos. En virtud de los acuerdos y tratados internacionales (desarrollados y aprobados por los gobiernos del mundo) los distintos gobiernos son responsables ante el mundo por la forma en que tratan a su gente. La piedra angular del sistema internacional de DDHH es un deber de todos los gobiernos para promover y proteger los derechos humanos en cualquier lugar del mundo.

Algunos gobiernos se esconden detrás de los argumentos de que su historial de derechos humanos es un asunto interno, pero Amnistía Internacional sigue haciéndolos responsables.

  –

¿No son los derechos humanos un lujo, especialmente en los países menos desarrollados?

Los derechos humanos no son un ideal a alcanzar ni un lujo, son un piso mínimo para la libertad, seguridad y dignidad humana.

Según el derecho internacional, los derechos humanos que Amnistía Internacional defiende cumplen con estas características:

  • Universales – se aplican a todas las personas sin distinción.
  • Indivisibles e interdependientes – un grupo de derechos que no pueden considerarse “más importante” que otro y no es posible que un Estado elija cuáles cumple o respeta y cuáles no.

Los gobiernos de cada región, en representación de las sociedades y de la gente de muchas culturas diferentes, han aceptado formalmente que ciertos derechos básicos, tales como el derecho a la vida, la vivienda y la libertad, se apliquen universalmente, además de estar en contra de la tortura. Sólo estamos pidiendo a los Estados que cumplan con estos compromisos ya adquiridos.

 –

 ¿Los derechos humanos deberían restringirse para garantizar la seguridad?

Amnistía Internacional reconoce que los gobiernos tienen la obligación de promover la seguridad de los habitantes  del país, al igual que tienen la obligación de proteger los derechos humanos de las personas. Sin embargo, los derechos humanos no se deben comprometer con el fin de proteger nuestra seguridad. De hecho, una seguridad duradera solo puede basarse en el respeto de los derechos humanos. Los gobiernos deben responder a los retos de seguridad por la defensa de los valores, incluidos los valores de los derechos humanos que dicen defender.

  –

¿Qué podemos hacer sobre los abusos a los derechos humanos aquí en Chile?

Amnistía Internacional Chile está trabajando en base a una agenda de Derechos Humanos para el periodo 2014-2018, con una serie de recomendaciones en materia de:

  • Institucionalidad en materia de derechos humanos.
  • Impunidad por violaciones de derechos humanos del pasado y el presente.
  • Protesta social y derechos humanos.
  • Derechos de los pueblos indígenas.
  • Derechos sexuales y reproductivos.
  • No discriminación en razón de sexo, raza, nacionalidad, orientación sexual, identidad de género, entre otras temáticas.

Personas voluntarias pueden contribuir al desarrollo de incidencia y activismo en estas materias, para lo cual puedes revisar las distintas formas de participación que ofrece Amnistía Internacional Chile.

 –

¿Por qué trabajan por estos temas, y no por ejemplo por el derecho a la salud, los abusos en el trabajo o el derecho a la educación? ¿No son estos también derechos humanos?

Efectivamente temáticas como éstas también tienen un sustento en los derechos humanos internacionalmente reconocidos. Sin embargo, Amnistía Internacional no hace campaña por todos los temas, pues eso sería imposible. La decisión sobre qué temas trabajará se toma internamente de manera democrática, al aprobar nuestras estrategias y planes de acción, teniendo en consideración variables como experiencia previa, valor agregado que puede aportar Amnistía Internacional y posibilidad de influir en cambios efectivos.

Lo relativo al derecho a salud lo abordamos específicamente desde la perspectiva de los derechos sexuales y reproductivos. Contamos también con programas de educación en derechos humanos.

logo
Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.
Súmate