Estados Unidos debe tomar medidas inmediatas para garantizar que todas las personas que soliciten acceso a la prueba de la COVID-19 pueden recibirlo. Así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional Estados Unidos en una carta dirigida al presidente estadounidense, Donald J. Trump. La organización de derechos humanos ha pedido al presidente que garantice que se cuenta con equipo de protección personal, información, formación y apoyo psicosocial adecuados y de calidad para los profesionales de la enfermería, la medicina y otro personal que está en primera línea de la lucha contra el coronavirus en estos días y semanas críticos.

“Hasta que no haya disponibles pruebas generalizadas en todos los estados, no conoceremos la magnitud completa de esta pandemia y no podremos tomar las medidas necesarias para limitar y detener su propagación”, ha manifestado Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Estados Unidos. “Todas las personas en este país deben tener acceso a atención y seguridad. Para detener la propagación de la COVID-19, nuestros dirigentes deben tomar ya mismo medidas inmediatas para garantizar que tenemos los suministros que necesitamos para mantenernos todos a salvo.»

Amnistía Internacional Estados Unidos pide al presidente que utilice todas las opciones disponibles, lo que incluye invocar la Ley de Producción de Defensa  y utilizar la Reserva Estratégica Nacional, aumentar la producción de equipo de protección personal, respiradores y otros materiales vitales de atención médica, garantizar que los bienes y servicios necesarios para la prevención a la exposición están ampliamente disponibles y son asequibles para todas las personas, e incrementar enormemente las pruebas de la COVID-19 en todos los estados.

Para más información sobre la COVID-19 y los derechos humanos, visiten: https://www.amnestyusa.org/distant-but-together-responding-to-covid-19/