La salud de la Ganadora del Premio Nobel de la Paz está en peligro

Las autoridades iraníes han sometido a tortura y otros malos tratos a Narges Mohammadi, defensora de los derechos humanos detenida arbitrariamente y galardonada con el Premio Nobel de la Paz 2023, a quien han negado deliberadamente o retrasado enormemente el acceso a atención médica adecuada para obligarla a adherirse a las abusivas y degradantes leyes iraníes sobre el velo obligatorio. La salud de Narges Mohammadi está expuesta a un gran riesgo, sobre todo porque padece graves afecciones cardíacas y pulmonares.

Las autoridades iraníes, incluyendo la fiscalía y funcionarios de prisiones, someten a tortura y maltrato a Narges Mohammadi, defensora de derechos humanos y premio Nobel de la Paz 2023. Se le niega acceso a atención médica adecuada, exponiéndola a riesgos graves debido a condiciones cardíacas y pulmonares. La negación de atención médica se utiliza como castigo por resistir la legislación sobre el uso obligatorio del velo durante traslados médicos. A pesar de requerir una angioplastia urgente, se le bloquea el traslado y se condiciona al uso del velo. Aunque finalmente es trasladada al hospital, regresa a prisión contra consejos médicos. La preocupación persiste por la falta de acceso continuo a la atención médica necesaria debido al control de las autoridades carcelarias.

Desde mayo de 2021, las autoridades iraníes han condenado y sentenciado injustamente a Narges Mohammadi a un total de 12 años y 11 meses de prisión, 154 latigazos y otras sanciones en cuatro casos distintos derivados de su activismo por los derechos humanos, entre ellos la defensa de familias que buscan verdad y justicia para sus seres queridos asesinados ilegalmente por las fuerzas de seguridad durante protestas en todo el país, la denuncia pública de la violencia sexual contra las mujeres en prisión y el apoyo al levantamiento “Mujeres, Vida, Libertad”. El 12 de noviembre de 2023, Narges Mohammadi fue citada ante la fiscalía en relación con un nuevo caso, pero los funcionarios de prisiones se negaron a trasladarla a menos que cumpliera las leyes discriminatorias sobre el velo obligatorio, a lo que ella se negó.

Firma la acción y pidamos poner en libertad de forma inmediata e incondicional a Narges Mohammadi, ya que es una presa de conciencia detenida únicamente por su activismo pacífico en favor de los derechos humanos, que anule sus condenas y sentencias injustas y que retire cualquier nuevo cargo contra ella en relación con el ejercicio pacífico de sus derechos humanos.

INGRESA TUS DATOS EN EL SIGUIENTE FORMULARIO PARA FIRMAR Y ENVIAR TU SOLICITUD: