Máxima Acuña no dará marcha atrás. Esta campesina del norte de Perú ha hecho frente a violentos ataques de la policía local por negarse a abandonar la tierra en la que vive con su familia.

Máxima ha entablado una batalla legal en torno a la propiedad de la tierra contra Yanacocha, una de las mayores minas de oro y cobre del mundo. Cree que el hostigamiento al que la somete la policía es una maniobra para alejarla de su hogar, pero no va a irse a ningún sitio.

La policía les ha atacado, tanto a ella como a su familia, llegando incluso a golpear a Máxima y a sus hijos, a provocar daños en su casa y a demoler una ampliación que estaban construyendo. En una ocasión, los propios guardias de seguridad armada de Yanacocha destruyeron su cosecha.

Se trata de una campaña de intimidación concebida para hacerle la vida imposible, de forma que deje de luchar y se vaya. Pero Máxima no va a rendirse.
Gracias a su valentía, en 2016 ha sido galardonada con el Premio Goldman, el más prestigioso galardón medioambiental. Su comunidad la considera una líder y se ha unido para protegerla.

Debemos asegurarnos de que su familia pueda vivir en paz en sus tierras, hasta que los tribunales tomen una decisión definitiva.

Apoya a Máxima: pide a Perú que la proteja a ella y a su familia de la violencia y su intimidación.


Todos los datos personales enviados serán recolectados, almacenados y utilizados de acuerdo a nuestra Política de Privacidad. Sólo haremos envío de información relativa a nuestras campañas y actividades.