LO ÚLTIMO - Amnistía Internacional Chile

Amnistía Internacional Chile

Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.

Carta del Equipo Superior de Dirección de Amnistía Internacional

21, Feb. 2019 | Categoría: ,

Disculpa a todos los compañeros y compañeras del Secretariado Internacional y nuevas reflexiones sobre los informes Laddie y KonTerra

Las personas que formamos el Equipo Superior de Dirección (SLT) asumimos la responsabilidad compartida del clima de tensión y desconfianza surgido a lo largo de muchos años en la cultura organizativa de Amnistía Internacional. Sentimos sinceramente que haya gran número de colegas que piensan que no se les valora ni se les presta apoyo y estamos dispuestas a hacer todo lo posible para remediarlo.

Las siete (aparte de Kumi) llevamos entre 4 y 11 años trabajando en Amnistía Internacional. Algunas somos miembros de Amnistía desde nuestra juventud, y, con nuestras distintas perspectivas individuales, todas nos consideramos activistas y valedoras de los derechos humanos. Estamos orgullosas de trabajar en el Secretariado Internacional y deseamos fervientemente que esta organización ofrezca un entorno de trabajo seguro, de confianza y colaborativo a todos y a todas a medida que aumentamos su influencia e impacto en todo el mundo.

En los últimos años, al promover el Programa de Transición Global (GTP), el Secretariado Internacional se ha enfrentado en particular a una reorganización radical determinada por las nuevas realidades políticas globales y, tras un decenio de consultas y debates en el seno del movimiento global de Amnistía, a la implementación de cambios de amplio alcance en nuestras estructuras y modos de trabajo.

Los cambios nunca son fáciles, sobre todo para quienes se ven afectados directamente por ellos. Como se indica claramente en el Informe KonTerra, ha habido dificultades estructurales y culturales en la organización durante decenios, y con el GTP se exacerbaron. Esta situación pone de relieve lo difícil que resulta actuar en nuestra organización y lo que cuesta conseguir consenso y aceptación para cualquier cambio.

Pero, como hemos dicho en ocasiones anteriores y reconocemos con toda humildad, se han cometido errores. En retrospectiva, hay muchas cosas que podríamos haber hecho de otro modo. Y, aunque nunca fue nuestra intención hacer daño a nadie, debemos aceptar que, lamentablemente, se ha hecho daño.

Al gestionar los cambios necesarios y en la totalidad de las numerosas consultas realizadas en particular con las personas que fueron trasladadas, reasignadas o despedidas, lo que podemos decir es que hicimos todo lo posible para tener en cuenta las necesidades y circunstancias personales. Lamentamos sinceramente que muchos y muchas colegas se hayan sentido defraudados o dolidos.

En las encuestas y revisiones aparejadas al proceso de cambio, consideramos constantemente los comentarios relativos a la falta de confianza en nuestro equipo y la necesidad de centrase en partes de nuestra organización donde estaba habiendo hostigamiento y acoso. Respondimos a ello de la mejor manera que podíamos y sabíamos, por medio de diversas iniciativas con que abordar los motivos de preocupación expuestos. Reconocemos que no hemos estado a la altura de las expectativas y es necesario hacer todavía más.

Siempre hemos tenido la firme convicción de que en ningún caso pueden tolerarse la mala conducta, el racismo, la misoginia, el acoso ni el hostigamiento. Tenemos que esforzarnos por eliminarlos con formación y apoyo colectivos y con medidas disciplinarias si es preciso. Sabemos que el SLT tiene una importante función que desempeñar en ello y debe ser un modelo de conducta positiva. Como líderes, hemos intentado verdaderamente equilibrar nuestra responsabilidad inmediata para con nuestro personal con nuestra función de cumplir el mandato de cambio en el Secretariado Internacional dictado por el movimiento global.

Con el interés superior de Amnistía en mente, todas las personas que formamos el SLT hemos dicho a Kumi que estamos dispuestos a hacernos a un lado.

En las próximas semanas, Kumi tomará una decisión sobre la estructura de SLT que cree que el Secretariado Internacional necesita en este momento. Hasta que la tome y sepamos cada una las consecuencias que tendrá para nosotras, continuaremos dándole todo el apoyo que necesite para guiar a Amnistía en el proceso de superación de sus dificultades actuales.

Anya, Colm, Julie, Minar, Richard, Tawanda, Thomas

Noticias Relacionadas
logo
Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.
Súmate