LO ÚLTIMO - Amnistía Internacional Chile

Amnistía Internacional Chile

Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.

Cuba: Amnistía Internacional lanza una acción de solidaridad en apoyo a las personas presas de conciencia de cara a las próximas fiestas

20, Dic. 2021 | Categoría: ,

Amnistía Internacional lanza hoy “Escribe una carta de esperanza”, una acción de solidaridad mundial que invita a la gente a que, durante las festividades de 2021, escriba individualmente a cinco valientes personas defensoras de los derechos humanos recluidas en Cuba, para expresarles su apoyo y su solidaridad con ellas y con todas las personas encarceladas sólo por ejercer sus derechos.

“Pese a que es injusto, muchas de las personas sometidas a detención desde las protestas de este año en Cuba pasarán estas fiestas lejos de sus seres queridos, simplemente por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión. Durante las fiestas, pedimos a quienes creen en los derechos humanos que muestren su solidaridad y escriban una carta de esperanza a Esteban, Thais, Maykel, José Daniel y Luis Manuel para hacerles saber que ni ellos ni muchas otras personas están solos y olvidados en estos momentos difíciles”, manifestó Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

“Con esta acción también estamos trasladando a las autoridades cubanas el mensaje de que no nos detendremos hasta que estas cinco personas presas de conciencia, cuyos casos representan sólo una fracción minúscula del número total de personas que probablemente merecen esta denominación, sean puestas en libertad de forma inmediata y sin condiciones, y hasta que se ponga fin a la política de represión y violaciones de derechos humanos que lleva décadas aplicándose en el país. Les estamos observando y seguiremos haciéndolo.”

Miles de personas salieron a las calles de Cuba el 11 de julio para protestar pacíficamente por la situación económica, la escasez de medicamentos, la respuesta del gobierno a la COVID-19 y las duras restricciones a los derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica, en una de las mayores manifestaciones que se han visto en décadas. Las autoridades respondieron deteniendo y criminalizando en distintos grados a casi todas las personas que intentaron protestar o que encontraron protestando. Según la NGO Cubalex, cientos de personas continúan detenidas. Antes y después de las protestas de julio, muchos defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas independientes, artistas y personas que ejercen el activismo político fueron sometidas a detención arbitraria, obligadas a permanecer confinadas en sus hogares u hostigadas de continuo simplemente por manifestarse o intentar participar en manifestaciones. En agosto, Amnistía Internacional nombró a seis personas presas de conciencia, de las que sólo una ha quedado en libertad hasta la fecha. Estos casos representativos sólo son una minúscula fracción del número total de personas que probablemente merecen ser adoptadas como tales, pero sirven para resaltar algunos de los patrones de abusos de las autoridades cubanas y la política de represión que ya aplicaban antes de las medidas enérgicas adoptadas el 11 de julio.

Les invitamos a que se sumen a esta acción escribiendo un mensaje sencillo en papel, cartulina o en una tarjeta hecha a mano o comprada, o grabando un vídeo con un mensaje de ánimo, y a publicarlos en Facebook o en Twitter, etiquetando las cuentas de las personas presas de conciencia indicadas en cada caso y utilizando el hashtag #LaLlamaEterna. A continuación figura una actualización de la información disponible sobre cada persona presa de conciencia.

1. Thais Mailén Franco Benítez es activista de derechos humanos. Participó en la protesta pacífica de la calle Obispo el 30 de abril de 2021 y fue acusada de “resistencia” y “desórdenes públicos”. Aunque inicialmente fue recluida en la cárcel de El Guatao, en La Habana, desde septiembre Thais se encuentra en la práctica bajo arresto domiciliario en espera de juicio. Dice que no se han retirado las acusaciones presentadas contra ella, ni se le ha comunicado fecha de la vista ni se ha emitido ningún fallo en su causa.

Según su testimonio, está continuamente vigilada o amenazada con estarlo por agentes de seguridad del Estado que, según afirma, le dijeron que no saliese de su casa y la amenazaron con presentar nuevas acusaciones si proseguía con su activismo. En al menos una ocasión fue detenida por agentes de seguridad del Estado en una comisaría de policía durante al menos tres horas y, según su testimonio, amenazada para que dejase de publicar contenido en las redes sociales.

A principios de diciembre, Thais contó a Amnistía Internacional: “Yo no me muevo de la casa porque tengo miedo. Me llaman [agentes de seguridad del Estado] por la casa. Me dicen que me están vigilando… Mi casa es una cárcel”. Según un documento médico y el propio testimonio de Thais, le han diagnosticado trastorno de estrés post-traumático.

Amnistía Internacional ha documentado anteriormente la práctica de las autoridades cubanas de detener arbitrariamente bajo arresto domiciliario a activistas, periodistas independientes y artistas. Esta práctica implica la presencia permanente de agentes de seguridad en el exterior del domicilio de una persona a la que amenazan con detener, o detienen, si sale de él. En otros casos, el arresto domiciliario ha sido ordenado formalmente por fiscales o tribunales.

Comparte tu mensaje de esperanza con Thais en su página de Facebook: Thais Freedomforever; y en Twitter: @Freedomforever

2. José Daniel Ferrer García es activista y dirige la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), grupo de oposición política no oficial. José Daniel intentó asistir con su hijo a las manifestaciones que se celebraron en toda la isla el 11 de julio, pero fue detenido poco después de salir de casa por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Tras su detención, se ocultó su paradero durante varias semanas, lo que constituye desaparición forzada con arreglo al artículo 2 de la Convención para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, en la que Cuba es Estado Parte.

A principios de octubre, las autoridades permitieron que su hijo, junto al que lo detuvieron inicialmente, lo visitase durante 20 minutos. Desde entonces, las autoridades han permitido otras dos visitas familiares.

Según la familia de José Daniel, y varias llamadas telefónicas de aproximadamente cinco minutos de duración que ésta hizo públicas, José Daniel afirma haber tenido varios problemas de salud: episodios reiterados de dolor de cabeza, tos, temblor en las manos, pérdida de visión, dificultad para dormir y, en una ocasión, dificultad para respirar. Su familia dice que las autoridades no le han proporcionado el tratamiento médico adecuado para estas dolencias.

Según la familia, José Daniel también ha sido recluido en régimen de aislamiento en varias ocasiones, lo que puede haber agravado estos problemas de salud y puede violar la prohibición de la tortura y otros malos tratos. Según un documento judicial, José Daniel está acusado de “desórdenes públicos”, pero no se ha fijado la fecha de la vista. Está recluido en la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba.

Comparte tu mensaje de esperanza con José Daniel en su página de Facebook: José Daniel García Ferrer;  y en Twitter: @jdanielferrer

3. Esteban Rodríguez es periodista independiente y trabaja para ADN Cuba. Fue detenido en la calle Obispo, en La Habana Vieja, el 30 de abril junto a unas 12 personas por manifestarse pacíficamente en apoyo del artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara, que estaba en huelga de hambre bajo estricta vigilancia policial frente a su casa.

Después de que se le diagnosticara COVID-19 en junio, Esteban continúa recluido en espera de juicio en la prisión de Combinado del Este acusado de “resistencia” y “desórdenes públicos”. Según fuentes de su entorno, ha perdido peso y en diversos momentos se declaró en huelga de hambre para protestar por su detención.

Comparte tu mensaje de esperanza con Esteban en su página de Facebook: Esteban Rodriquez

4. Maykel Castillo Pérez, conocido por su nombre artístico, El Osorbo, es músico y activista de derechos humanos. Es coautor de la canción “Patria y Vida”, que critica al gobierno cubano y ha sido adoptada como himno de protesta, y por la que él y otros artistas ganaron el premio a canción del año en la última edición de los Grammys Latinos, celebrada en noviembre.

Según personas de su entorno, después de que Maykel utilizase una llamada telefónica para grabar un mensaje público de agradecimiento por el Grammy recibido y dedicárselo al pueblo y los artistas cubanos, las autoridades del país le prohibieron las llamadas telefónicas periódicas. Según quienes están en contacto con él, Maykel padece varios problemas de salud.

Maykel está recluido en espera de juicio desde el 18 de mayo por cargos de “atentado”, “resistencia”, “evasión de presos y detenidos” y “desórdenes públicos”. No obstante, han transcurrido más de seis meses desde su detención y aún no se ha fijado la fecha de su juicio. Está recluido en la prisión de Kilo 5 y medio, en Pinar del Río.

Comparte tu mensaje de esperanza con Maykel en su página de Facebook: Maykel Osorbo 349

5. Luis Manuel Otero Alcántara es artista y pertenece al Movimiento San Isidro, grupo que se movilizó inicialmente para oponerse a una ley que censura a los artistas. Fue detenido el 11 de julio, después de haber publicado un vídeo en el que afirmaba que iba a unirse a las protestas. Amnistía Internacional lo había adoptado como preso de conciencia en tres ocasiones anteriores.

Según fuentes cercanas a él, las autoridades permiten visitas familiares cada 15 días y una llamada de 3 a 4 minutos dos veces a la semana, aunque le han negado su derecho a las visitas y las llamadas en numerosas ocasiones. Según un documento judicial emitido en respuesta a un recurso de hábeas corpus, parece que Luis Manuel está acusado de “desórdenes públicos”, “desacato” e “instigación a delinquir” y recluido en espera de juicio en la prisión de Guanajay.

Comparte tu mensaje de esperanza con Luis Manuel en su página de Facebook: Luis Manuel Otero Alcántara

Para determinar si alguien es una persona presa de conciencia, Amnistía Internacional se basa en la información de que dispone sobre las circunstancias que condujeron a su detención. Al adoptar a alguien como preso o presa de conciencia, Amnistía Internacional afirma que esa persona debe ser puesta en libertad de forma inmediata e incondicional, pero esto no significa que respalde sus opiniones o conductas pasadas o presentes.

Noticias Relacionadas
logo
Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.
Súmate