LO ÚLTIMO - Amnistía Internacional Chile

Amnistía Internacional Chile

Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.

Turquía: Ante la decisión de no poner en libertad a Osman Kavala deben iniciarse procedimientos de infracción

29, Nov. 2021 | Categoría: ,

Turkish civil society activist and businessman Osman Kavala currently in prison awaiting trial on charges of trying to overthrow the government and “attempting to abolish the constitutional order.” 9, 3 April 2018

Tras la decisión tomada hoy por un tribunal de Turquía de mantener encarcelado al destacado defensor de los derechos humanos Osman Kavala, Amnistía Internacional ha pedido a los jefes de Estado y de gobierno de los países del Consejo de Europa que inicien procedimientos de infracción contra Turquía cuando se reúnan el martes en Estrasburgo.

En una carta abierta publicada esta tarde, la organización ha pedido a los jefes de Estado y de gobierno que utilicen este procedimiento, que se emplea en contadas ocasiones, ante la negativa de Turquía a cumplir una fundamental sentencia vinculante del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 2019.

“A Turquía se le han agotado las justificaciones para negarse a sacar a Osman Kavala de la cárcel”, ha declarado Nils Muižnieks, director para Europa de Amnistía Internacional. “Al negarse a aplicar la sentencia vinculante del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Turquía está cometiendo una intolerable violación del derecho a la libertad de Osman Kavala que supone una grave amenaza para la integridad del sistema europeo de derechos humanos. Osman Kavala lleva más de cuatro años detenido arbitrariamente en la prisión de máxima de seguridad de Silivri, en Estambul, como resultado de una persecución política apenas disimulada. La vista de hoy formaba parte del nuevo juicio kafkiano en el que la causa contra Kavala se ha unido a las de otras 51 personas, varias de ellas hinchas de fútbol, que se enfrentan a los graves cargos penales de “intentar subvertir del orden constitucional”, “intentar derrocar al gobierno” y “espionaje militar y político”. “Este juicio es un descarado episodio más de la implacable persecución política por la que el Tribunal Europeo ha condenado a Turquía. Cuando un Estado demuestra tal desprecio por sus obligaciones en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos, el Comité de Ministros del Consejo de Europa debe actuar e iniciar procedimientos de infracción”, ha afirmado Nils Muižnieks. “El Consejo de Europa y sus Estados miembros deben hacer todo lo posible para garantizar que Osman Kavala queda en libertad”.

CARTA ABIERTA

Sres. Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados Miembros del Consejo de Europa:

La próxima semana, el Comité de Ministros del Consejo de Europa se reunirá para debatir el inicio de procedimientos de infracción, un recurso rara vez utilizado del que dispone el Convenio Europeo de Derechos Humanos, en el caso de Osman Kavala. Como jefes de Estado o de gobierno de los Estados miembros del Consejo de Europa, su papel es crucial. Está en juego la libertad de Osman Kavala, defensor de los derechos humanos que, a consecuencia de una persecución política apenas disimulada, está detenido arbitrariamente desde hace más de cuatro años en la mayor prisión de máxima seguridad de Europa, la cárcel de Silivri de Estambul, donde se enfrenta a diario con la aplastante realidad de un sistema judicial que ni quiere ni puede hacer justicia en su caso. Hoy, un tribunal turco ha vuelto a decidir que Osman Kavala debe permanecer encarcelado. Y lo ha hecho a pesar de una sentencia vinculante dictada en diciembre de 2019 por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que determinó que la detención de Osman Kavala por la presunta dirección y financiación de las protestas del parque Gezi de 2013 y por su presunta implicación en el fallido golpe de Estado de julio de 2016 había obedecido a una “motivación oculta”: la de silenciarlo como defensor de los derechos humanos. El Tribunal señaló violaciones del derecho a la libertad (artículo 5.1) y del derecho a una revisión judicial rápida de la detención (artículo 5.4), ambos del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), y halló que su detención suponía una restricción de sus derechos con fines indebidos (artículo 18). También indicó que “el gobierno debe tomar todas las medidas para que la detención del solicitante llegue a su fin y para garantizar su inmediata puesta en libertad”. Esta última vista judicial en Turquía forma parte del nuevo juicio ampliado en el que Osman Kavala y otras 51 personas —varias de ellas hinchas de fútbol— se enfrentan a graves cargos penales. Este nuevo procesamiento es otra prueba de que el implacable uso indebido del sistema de justicia penal tiene un solo objetivo: silenciar a Kavala y asfixiar a la sociedad civil en Turquía. En vez de poner en libertad a Osman Kavala, Turquía ha utilizado todo tipo de medidas dilatorias, inaceptables en un Estado que afirma respetar los derechos humanos. Turquía ha afirmado reiterada y falsamente que la sentencia vinculante del Tribunal ya se ha aplicado y que Osman Kavala está detenido en virtud de un artículo distinto del Código Penal, el artículo 328 (“espionaje”), y no de los que ha considerado el Tribunal de Estrasburgo: el 309, “intentar subvertir el orden constitucional”, y el 312, “intentar derrocar al gobierno”. Una justificación que Turquía ha planteado reiteradas veces al Comité de Ministros, mientras Osman Kavala permanecía entre rejas. El Comité de Ministros ha respondido también una y otra vez recordando a Turquía su obligación de aplicar la sentencia y que Osman Kavala deje de estar en prisión preventiva. La persistente negativa de Turquía a aplicar la sentencia del Tribunal agrava aún más la impunidad de la grave violación del derecho a la libertad de Osman Kavala que el Tribunal ha hallado. El Consejo de Europa y sus Estados miembros deben hacer todo lo posible para garantizar que Osman Kavala queda en libertad y que el sistema del Convenio funciona eficazmente en lo que respecta a las sentencias vinculantes del Tribunal. Como Estados parte en el Convenio, tienen la responsabilidad colectiva de proteger y hacer respetar el sistema del Convenio y sus valores. Por consiguiente, contamos con su voto a favor de la apertura de procedimientos de infracción en la reunión del Comité de Ministros de la próxima semana. Como saben, cada voto cuenta, y cualquier ausencia o abstención contará de hecho como voto en contra del inicio de este crucial procedimiento. Debe hacerse justicia con Osman Kavala, víctima de la deplorable arbitrariedad que el Consejo de Europa busca erradicar.

 

Nils Muižnieks
Director para Europa
Amnistía Internacional

Noticias Relacionadas
logo
Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.
Súmate