Nueve mujeres y colectivos Afrolatinas y Afrocaribeñas que dedican sus vidas a la lucha por la justicia

Por Cristhian Manuel Jiménez*

© Arpoador Filmes/Anistia Internacional Brasil

© Arpoador Filmes/Anistia Internacional Brasil

Hoy, 25 de julio, Día Internacional de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora, Amnistía Internacional destaca a nueve defensoras y colectivos que dedican sus vidas a poner fin a las desigualdades y la violencia, proponiendo modos de vivir que sean dignos para todas las personas.

Estas defensoras son un ejemplo de miles de mujeres afrolatinas y caribeñas que lideran y participan en diversas luchas en busca de la justicia, la libertad de expresión, el cuidado de la tierra, el antirracismo, la protección de personas refugiadas, la no discriminación por orientación sexual e identidad de género, y otras causas justas y necesarias. Su trabajo merece el reconocimiento, la visibilidad, la protección y los recursos necesarios para que se siga extendiendo y haciendo posible.

Conócelas a continuación:

Rede Vozes Negras pelo Clima, Brasil

La Rede Vozes Negras pelo Clima es una iniciativa conformada por 11 mujeres negras brasileñas, quienes trabajan en sus respectivos territorios para proteger los derechos humanos, enfrentar el racismo climático y promover una justicia socioambiental antirracista. Pertenecen a comunidades quilombolas, tradicionales y ribereñas. También son activistas y líderes de comunidades periféricas de grandes centros urbanos que se ven directamente afectadas por las consecuencias de la crisis climática y los proyectos de desarrollo que no tienen en cuenta los derechos de las poblaciones locales.

Entienden que no es posible elaborar políticas de adaptación, mitigación, compensación y reparación de los territorios vulnerables a la crisis climática sin la presencia de las personas más afectadas por esta crisis. Es necesario escuchar esas voces y atender sus demandas para una respuesta global justa e inclusiva al cambio climático.

Por eso, luchan por políticas de adaptación antirracistas y una transición energética que garantice la promoción de los derechos humanos y la naturaleza. Las iniciativas de mitigación deben integrar los conocimientos y saberes ancestrales de los pueblos y comunidades tradicionales, así como asegurar la participación de las personas afectadas por eventos climáticos extremos en la toma de decisiones sobre inversiones en reparación de pérdidas y daños.

Dayana Blanco Acendra, Colombia

© ILEX Acción Jurídica

© ILEX Acción Jurídica

Dayana Blanco, reconocida abogada colombiana, lidera ILEX Acción Jurídica, una organización afrocolombiana y afro LGBTQI+ comprometida con la justicia racial en Colombia, Latinoamérica y el Caribe. Según Blanco, «la justicia racial en Colombia exige el compromiso de toda la sociedad para combatir la desigualdad histórica que ha afectado a la población afrodescendiente. Esto implica acciones para abordar la desigualdad social y económica».

Con una destacada formación académica y experiencia en diferentes sectores, Dayana ha impulsado investigaciones innovadoras sobre violencia policial racista, invisibilidad estadística en la sistematización de violencias contra liderazgos afrodescendientes y derechos económicos y sociales. Además, junto con su equipo y articulando esfuerzos con otras organizaciones de la sociedad civil, ha obtenido sentencias notables en defensa de la partería afrocolombiana, la superación de la invisibilidad estadística de la población afrodescendiente, entre otras, demostrando su dedicación en la lucha por la igualdad y la justicia.

Bajo su liderazgo, ILEX se ha convertido en un referente en la promoción de los derechos de la población afrodescendiente, mediante la movilización legal, la investigación y las comunicaciones estratégicas. Dayana y su equipo destacan la importancia de abordar la desigualdad social y económica como parte fundamental de la justicia racial en Colombia, haciendo un llamado a toda la sociedad para unirse en esta lucha y construir un futuro más equitativo para todos.

Donaida Pérez Paseiro, Cuba

© adncuba.com

© adncuba.com

Donaida Pérez Paseiro es una activista negra, lideresa religiosa y presidenta de la Asociación Yorubas Libres de Cuba. Yoruba es una religión de la diáspora africana que se practica en muchos países, incluida Cuba. Donaida fue detenida el 16 de julio de 2021 y condenada a ocho años de prisión por el Tribunal Municipal Popular de Santa Clara, en febrero de 2022, por «desorden público», «desacato» y «atentado» contra un funcionario. Según la información de que dispone Amnistía Internacional, Donaida nunca debería haber sido acusada de estos delitos.

Los cargos de «desacato» y «desorden público» se utilizan con frecuencia en Cuba para limitar el derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica. Tanto ella como su esposo, Loreto Hernández García, fueron juzgados junto con otros catorce manifestantes en lo que parece haber sido un juicio injusto.

Donaida es la esposa del líder yoruba y activista Loreto Hernández García condenado injustamente a siete años de prisión por exigir respeto a los derechos humanos en Cuba en las manifestaciones del 11 de julio de 2021.

Donaida es un ejemplo de valentía y perseverancia en la resistencia contra la represión en Cuba. Su compromiso se ha manifestado en numerosas marchas pacíficas y protestas. Según su familia, fue periodista independiente y fundó la agencia de prensa Laurel Express, donde dio visibilidad a las injusticias y desafíos que enfrenta su comunidad en la ciudad Placetas. Su activismo abarca múltiples esferas, habiendo sido miembra del frente de resistencia de Orlando Zapata Tamayo y de la coalición central opositora. El legado de Donaida trasciende fronteras y deja una profunda inspiración en aquellos que buscan una Cuba sin represión.

Guerline M. Jozef, Haití

© haitianbridgealliance.org

© haitianbridgealliance.org

Guerline M. Jozef es fundadora y directora ejecutiva de Haitian Bride Alliance, la única organización dirigida por mujeres Negras y Haitianas que presta servicios a migrantes a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México. Nombrada una de las personas más influyentes en 2021 en cuestiones raciales por Politico, también es cofundadora del Black Immigrants Bail Fund y de la Cameroon Advocacy Network.

Haitian Bridge Alliance (HBA), también conocida como «el Puente», es una organización comunitaria de base que aboga por políticas de inmigración justas y humanas y proporciona a migrantes e inmigrantes servicios humanitarios, jurídicos y sociales, con especial atención a las personas migrantes Negras, la comunidad haitiana, las mujeres y las niñas, las personas LGBTQIA+ y las supervivientes de tortura y otros abusos contra los derechos humanos. HBA también trata de poner de relieve los problemas específicos de las personas migrantes Negras y fomenta la solidaridad y el movimiento colectivo para cambiar las políticas. ¡Anpil men, chay pa lou! ¡Muchas manos aligeran la carga!

Miriam Miranda, Honduras

© Red de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras

© Red de Defensoras de Derechos Humanos en Honduras

Lideresa afro indígena garífuna hondureña, Miriam Miranda se destaca como una valiente defensora de los derechos humanos y ambientales. Como coordinadora de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), ha llevado a cabo un trabajo invaluable en la protección y defensa de los derechos del pueblo garífuna en Honduras. Su labor incansable, su lucidez y compromiso le han valido el reconocimiento de prestigiosos premios, como el de la Fundación Friedrich Ebert, así como los premios Carlos Escaleras y Oscar Romero.

La lucha de Miriam tiene sus raíces profundamente arraigadas en el territorio garífuna de Honduras y se manifiesta a través de la historia de OFRANEH, una organización con la que este pueblo construye su dignidad y su futuro. La tierra y el mar como parte esencial de su identidad determinan una lucha esencia por preservar los bienes naturales de su territorio.

Miriam es una pensadora y lideresa muy respetada dentro del movimiento social. Tiene una enorme capacidad para devorar libros y movilizar energías de todos los lados para defender a su pueblo. Es una de esas personas que hacen posible la vida, cuyas palabras siempre apuntan hacia adelante y encuentran fuerza en las raíces profundas de su origen, donde nació su futuro de libertad. Como hija de Barauda (la representante de la fuerza femenina garifuna, Barauda es un personaje histórico que empujó al héroe garifuna Sathuye a continuar en la lucha por la liberación de su pueblo). Miriam ha dirigido su mirada crítica hacia el origen de todo: la depredadora civilización del consumismo.

Su trabajo incansable y su valentía inspiran a otros a seguir luchando. Su contribución y liderazgo ya han dejado una huella imborrable en la historia de Honduras y en las luchas globales por el territorio.

Shackelia Jackson, Jamaica

© Alli McCracken/Amnesty International

March 2018 delegation to Jamaica – Write for Rights letter delivery to Shackelia Jackson; gathering of family members of police violence victims

El asesinato extrajudicial de su hermano Nakiea Jackson en 2014 empujó a Shackelia Jackson a una vida de activismo. Desde entonces ha ido sanando, evolucionando, aprendiendo y reuniendo las herramientas para conciliar sus realidades conflictivas. Estudiosa de las ciencias políticas y comunicadora, Shackelia es madre de un niño empático, cuya inocencia anhela para experimentar el mundo. A pesar de los retos y contratiempos, Shackelia sigue dedicada a la lucha en general, apoyando causas que frenan la institucionalización y normalización de prácticas que violan los derechos humanos y erosionan el carácter sagrado de la vida.

A través de sus esfuerzos organizativos de base en Jamaica, recaudó fondos para apoyar iniciativas de vuelta a la escuela y programas educativos, reconociendo la importancia de capacitar a la generación más joven. El trabajo de Shackelia fue mucho más allá de su comunidad local. Se convirtió en una fuerza global, prestando su voz y su experiencia a plataformas internacionales. Como oradora principal en un evento de Amnistía Internacional en Londres, cautivó al público con sus poderosas palabras, instándoles a levantarse y pasar a la acción. Shackelia también participó en 2017 en mesas redondas en actos de Amnistía Internacional en Brasil y Estados Unidos, amplificando las voces de los oprimidos y exigiendo responsabilidades.

En medio de su viaje, Shackelia se dio cuenta de que el cambio empieza por cada persona. Animó a los demás a que se unieran a ella escribiendo por los derechos, y que utilizaran sus palabras como armas contra la injusticia. «Escribamos hasta que se nos escuche, escribamos hasta que se haga justicia», declaró.

Ivana C. Fred Millán, Puerto Rico

© Astrid Stawiarz/Getty Images for the 2014 Tribeca Film Festival

© Astrid Stawiarz/Getty Images for the 2014 Tribeca Film Festival

Ivana Fred es una destacada activista negra y transgénero, escritora y líder de Puerto Rico. Ha dedicado su vida a luchar por los derechos humanos y la igualdad de las personas transgénero en su país. Su pasión por la justicia ha hecho de ella una figura influyente y una voz poderosa en la sociedad puertorriqueña.

Desde sus primeros pasos en el activismo en 1999, Ivana ha sido parte de proyectos pioneros dirigidos a las personas trans y ha utilizado su voz y su pluma para amplificar las historias y las necesidades de la población trans.

Como ella misma dice: «La vida me puso en un espacio donde pude desarrollarme como líder, el proyecto ‘Ponte el Sombrero’ me brindó las herramientas para poder empoderar y educar a las poblaciones discriminadas en desventaja social. Desde ahí entendí que existir es resistir».

Ivana también ha dejado una huella en los medios de comunicación, escribiendo para el periódico Metro y participando en documentales y películas aclamadas como «Mala Mala» y «Las Muchachas». Su presencia y perspectiva han ayudado a generar mayor visibilidad y comprensión de las experiencias transgénero en Puerto Rico.

Actualmente, Ivana Fred es una de las directoras de la organización Trans Goofy Games, donde continúa liderando y apoyando iniciativas que promueven la inclusión y el empoderamiento de las personas transgénero. Con un compromiso inquebrantable, Ivana se ha mantenido como una líder visible y una fiel militante. Desde sus inicios en el activismo hasta el día de hoy, su voz no ha dejado de alzarse en la búsqueda dignidad y respeto para todas las personas transgénero.

Con su valentía y determinación, Ivana ha demostrado que existir es resistir y ha allanado el camino para un futuro más inclusivo y respetuoso en Puerto Rico y más allá. Su legado como líder visible y su incansable activismo inspiran a todos a seguir luchando por un mundo donde todos puedan vivir con igualdad y dignidad.

Elena Lorac, República Dominicana

© Cinthia Gómez

© Cinthia Gómez

Elena Lorac es una destacada activista y defensora de los derechos humanos en la República Dominicana, especialmente para las personas dominicanas de ascendencia haitiana. Como coordinadora nacional del Movimiento Reconoci.do, ha liderado la lucha por el derecho a la nacionalidad y la integración plena de esta comunidad en la sociedad dominicana.

Con más de 12 años de experiencia, Elena ha trabajado en el fortalecimiento de liderazgos comunitarios y el empoderamiento de mujeres negras en los bateyes del país. Además, brinda apoyo a migrantes haitianos, venezolanos y personas refugiadas, destacándose por su enfoque comunitario.

Elena también es reconocida a nivel nacional e internacional como conferencista, abordando temas como la nacionalidad, la discriminación y el racismo, generando conciencia sobre las políticas que afectan a las personas dominicanas de ascendencia haitiana en la República Dominicana. Su incansable labor ha sido fundamental para promover los derechos humanos y lograr la inclusión real de esta comunidad en la sociedad dominicana.

Aracelis Sánchez, Venezuela

© Laura Rangel/Amnistía Internacional Venezuela

© Laura Rangel/Amnistía Internacional Venezuela

Aracelis Sánchez, defensora de derechos humanos y fundadora de la Organización de Familiares de Víctimas de Violación de Derechos Humanos (Orfavideh), impulsa la solidaridad y exige justicia junto a más de 200 madres de víctimas de ejecuciones extrajudiciales en Venezuela.

Aracelis, quien perdió a su hijo Darwilson Sequera, lleva más de 10 años luchando por investigar los casos de violaciones de derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad del Estado venezolano. Orfavideh brinda talleres de formación en derechos humanos a las madres, proporcionando herramientas para exigir garantías y utilizar los mecanismos de justicia en Venezuela.

Aracelis destaca que cuando las víctimas se empoderan y presionan a los fiscales, sus casos son investigados. Cree que es esencial brindar apoyo y empoderamiento para transformar el dolor en acciones positivas y lograr justicia para las víctimas y sus familias.

*Cristhian Manuel Jiménez es el encargado de campañas para el Caribe de Amnistía Internacional