LO ÚLTIMO - Amnistía Internacional Chile

Amnistía Internacional Chile

Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.

ACTUALIZACIÓN SOBRE LA CAMPAÑA: LA FIFA Y QATAR RESPONDEN A NUESTRA PRESIÓN

13, May. 2016 | Categoría: ,

qatar1amnistiainternacionalDe Mustafa Qadri, Gulf Migrants Rights Researcher

Juntos pedimos al órgano de gobierno del fútbol, la FIFA, y al gobierno qatarí que protejan a los trabajadores migrantes en las obras de construcción para la Copa Mundial de 2022, y han empezado a escuchar.

En marzo de 2016, dimos a conocer la explotación que sufren los trabajadores migrantes que están construyendo el Estadio Internacional Jalifa, que albergará una semifinal de la Copa Mundial 2022 en Qatar.

Mostramos cómo estos trabajadores se enfrentan a comisiones de contratación abusivas, retrasos en el cobro del salario, alojamientos sucios y hacinados, y la confiscación del pasaporte. Algunos de ellos incluso han sido sometidos a trabajo forzoso.

Pequeñas señales de progreso

Miles de personas han firmado nuestra petición exigiendo cambios y, hasta el momento, se han producido tres señales que indican que la FIFA y el gobierno qatarí están empezando a escuchar:

  1. El gobierno de Qatar ha dicho que llevará a cabo una investigación sobre las principales empresas de construcción mencionadas en nuestro informe.
  2. La FIFA ha admitido que no planteó motivos de preocupación por los derechos humanos al comité organizador local de Qatar hasta mayo de 2015, es decir, cuatro años después de se le concediera la Copa Mundial. También afirmó que antes de 2015 no consideraba que la construcción de los estadios de la Copa Mundial fuera su responsabilidad.
  3. El nuevo presidente de la FIFA visitó el Estadio Internacional Jalifa y anunció la creación de un organismo para vigilar las condiciones de trabajo en los estadios utilizados para la Copa Mundial de 2022. Esta es la medida más concreta que ha tomado la FIFA en materia de derechos humanos en el contexto del campeonato de Qatar.

Tu presión ayudó a hacer posibles estos pequeños avances hacia el cambio. ¡Gracias! Al final parece que la FIFA se está dando cuenta de que, si no toma medidas concretas, los cimientos de la Copa Mundial 2022 de Qatar se asentarán sobre la sangre, el sudor y las lágrimas de los trabajadores migrantes.

Sin trucos

A pesar de los progresos, tenemos que asegurarnos de que no se trata de un truco publicitario de la FIFA, ya que la situación es cada vez más urgente. Se espera que la actividad de construcción de la Copa Mundial toque techo a mediados de 2017, y que la mano de obra empleada en proyectos relacionados con el campeonato alcance las 36.000 personas en los dos próximos años.

Todavía tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que estas personas están protegidas contra el abuso y la explotación. Todas las futuras inspecciones de las condiciones de trabajo deben hacerse públicas, al igual que las conclusiones y medidas correctivas dirigidas a los trabajadores cuyos derechos han sido vulnerados.

La FIFA también debe pedir públicamente que se acometa una reforma urgente del sistema de patrocinio que deja a los trabajadores atrapados en situaciones de abuso. Los trabajadores migrantes representan el 90 % de la mano de obra de Qatar, y deberían poder cambiar de trabajo y abandonar el país sin necesitar el permiso de su jefe.

Mantener la presión

Si estos cambios no ocurren pronto, será demasiado tarde para evitar que los cimientos de la Copa Mundial  se asienten sobre la explotación. Es probable que las personas aficionadas al fútbol que viajen a Qatar se encuentren en hoteles, recintos deportivos, restaurantes y tiendas con trabajadores migrantes que sufren abusos a diario.

Gracias de nuevo a quienes ya han exigido que se actúe. Si todavía no lo has hecho, firma nuestra petición y pide a la FIFA que proteja a los trabajadores migrantes de Qatar.

Noticias Relacionadas
logo
Somos un movimiento que te invita a contribuir activamente en la defensa de los derechos humanos para hacer cambios en la vida de las personas.
Súmate