Irak: Las autoridades deben anular con urgencia la nueva legislación que penaliza las relaciones entre personas del mismo sexo

La legislación aprobada por las autoridades iraquíes que castiga las relaciones entre personas del mismo sexo con hasta 15 años de prisión es otro revés para la comunidad LGBTI del país; así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional.

En respuesta a la noticia, Razaw Salihy, investigadora de Amnistía Internacional sobre Irak, ha manifestado:

“En Irak, las personas LGBTI soportan intimidación y violencia incesantes a manos de actores armados que actúan con absoluta impunidad y hostigan, mutilan y matan abiertamente a personas por su orientación sexual, real o percibida.

Las recientes reformas legales son un ataque a los derechos humanos y representan una escalada alarmante de la campaña de las autoridades para endurecer el control de las libertades. 

Las recientes reformas legales son un ataque a los derechos humanos y representan una escalada alarmante de la campaña de las autoridades para endurecer el control de las libertades.

Razaw Salihy, investigadora de Amnistía Internacional sobre Irak

Las autoridades iraquíes deben anular de inmediato esta legislación y garantizar que respetan el derecho a la libertad de expresión y a la no discriminación para todas las personas del país, independientemente de su género o su orientación sexual.”

Información complementaria

En los últimos años, facciones políticas de Irak —sobre todo vinculadas a milicias afines al Estado— han intensificado su condena de los derechos LGBTI, recurriendo con frecuencia al acto de quemar banderas arcoíris y difundiendo afirmaciones descabelladas que vinculan la homosexualidad con la propagación de enfermedades. 
 
En agosto, la Comisión Iraquí de Comunicaciones y Medios de Comunicación ordenó a las plataformas de medios de comunicación sustituir el término “homosexualidad” por “desviación sexual” en sus publicaciones y difusiones audiovisuales. El borrador inicial de las reformas aprobado el 27 de abril de 2024 incluía la pena de muerte para castigar la homosexualidad. Además, la ley penaliza actos de definición muy general, estableciendo penas de prisión por “promover” las relaciones entre personas del mismo sexo y, para los hombres, por actuar “intencionadamente” de manera “afeminada” y por practicar el “adulterio con más de una persona”.

Contenido relacionado: