Irak: Las autoridades deben anular de inmediato la prohibición de que los medios de comunicación utilicen los términos “homosexualidad” y “género”

En respuesta a la instrucción emitida por la Comisión Iraquí de Comunicaciones y Medios de Comunicación, según la cual los medios de comunicación deben sustituir el término “homosexualidad” por “desviación sexual” tanto en sus publicaciones como en sus difusiones audiovisuales, Aya Majzoub, directora adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África, ha declarado:

HUSSEIN FALEH/AFP via Getty Images

HUSSEIN FALEH/AFP via Getty Images

“La instrucción del regulador oficial de medios de comunicación iraquí es la más reciente de una serie de ataques contra la libertad de expresión disfrazados de respeto a la ‘moral pública’. La prohibición de la Comisión de utilizar la palabra ‘homosexualidad’ y la insistencia en que los medios de comunicación utilicen en su lugar ‘desviación sexual’ es una peligrosa medida que puede avivar la discriminación y los ataques violentos contra miembros de la comunidad LGBTI”.

“Además, esta prohibición y la demonización de la palabra ‘género’ demuestran un cruel desprecio hacia la lucha contra la violencia de género en un momento en que la sociedad civil ha venido denunciando un aumento de los delitos contra mujeres y niñas, en medio de una impunidad generalizada.”

“Las autoridades iraquíes deben anular de inmediato esta decisión y garantizar que respetan el derecho a la libertad de expresión y a la no discriminación para todas las personas del país, independientemente de su género o su orientación sexual.”   

Información complementaria

En Irak, los partidos políticos han venido criticando cada vez más los derechos de las personas LGBTI, y a menudo han quemado banderas arcoíris y han hecho declaraciones descabelladas en las que culpaban a la homosexualidad de la propagación de enfermedades.

Entre enero y junio de este año, el Ministerio del Interior dirigió una campaña para reprimir el “contenido indecente” en la web y, amparándose en imprecisas leyes sobre moralidad pública, procesó al menos a 20 personas por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión. El 18 de julio, Amnistía Internacional expuso su preocupación por el hecho de que el gobierno había reintroducido en el Parlamento dos proyectos de ley que, de ser aprobados, limitarían seriamente el derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica en Irak.