Global: La revisión de las normas sobre discurso de odio relativas a los términos “sionismo” y “sionista” no debe silenciar las críticas legítimas a las políticas opresoras de Israel