Hong Kong: El procesamiento de figuras de la oposición es un ataque sin precedente a los derechos humanos

HONG KONG, CHINA – MAY 27: Pro-democracy supporters scuffle with riot police during an detention at a rally in Causeway Bay district on May 27, 2020 in Hong Kong, China. Chinese Premier Li Keqiang said on Friday during the National People’s Congress that Beijing would establish a sound legal system and enforcement mechanism for safeguarding national security in Hong Kong.(Photo by Anthony Kwan/Getty Images)

En respuesta a la decisión de un tribunal de Hong Kong de denegar la libertad bajo fianza a 32 legisladores y legisladoras y activistas pro democracia de un total de 47 a quienes se acusa de “conspiración para cometer subversión” en aplicación de la legislación penal y la ley de seguridad nacional hongkonesas, Lam Cho Ming, responsable de programas de Amnistía Internacional Hong Kong, ha declarado:

“Estos procesamientos constituyen un atentado sin precedentes a la libertad de expresión y de asociación en Hong Kong, y la celebración de la vista durante cuatro días en agotadoras condiciones arroja serias dudas sobre el respeto de las debidas garantías en este juicio desde el principio.

“La denegación de la libertad bajo fianza a estas figuras políticas y activistas supone que, en la práctica, están empezando a cumplir largas penas de cárcel por cargos basados enteramente en las hipotéticas amenazas a la seguridad nacional que se alegan. Incluso las 15 personas a quienes se ha concedido la libertad bajo fianza continuarán bajo custodia a la espera del resultado de un recurso presentado por el Departamento de Justicia.

“Estas personas no ha cometido ningún delito reconocido, sino que han sido víctimas de una ley de seguridad nacional en virtud de la cual se las considera una “amenaza” simplemente por la expresión pacífica de sus ideas políticas y por participar en la gestión de los asuntos públicos.

“La denegación de la libertad bajo fianza a la mayoría de las personas acusadas era en realidad una conclusión previsible, a pesar de que todas debieran ser consideradas todavía inocentes. El derecho a un juicio justo exige también que se disponga de tiempo y medios adecuados para preparar la defensa, algo imposible si la vista se celebra en condiciones agotadoras y es excesivamente larga. Las condiciones de esta vista podrían ser motivo legítimo de apelación.

“El ataque a estos legisladores y legisladoras y activistas es indicativo de la intención del gobierno de cerrar todo espacio de participación política significativa en Hong Kong y disuadir de realizar tales actividades en el futuro.

“Sin embargo, la gente que se ha congregado en las inmediaciones del tribunal para expresar desafiantemente su apoyo a las personas procesadas ha demostrado que la sociedad civil de Hong Kong se negará a ser silenciada por la represión, a pesar de los esfuerzos del gobierno por eliminar por completo la disidencia.

“No debe suprimirse la oposición política pacífica a voluntad de las autoridades; todas las personas acusadas en esta causa deben ser puestas en libertad de inmediato, y los cargos contra ellas deben retirarse.”

Información complementaria

El Tribunal de Kowloon Occidental de Hong Kong ha denegado hoy la libertad bajo fianza a 32 legisladores y legisladoras y activistas pro democracia de un total de 47 a quienes se acusa de conspiración para cometer subversión en aplicación de la legislación penal y ley de seguridad nacional de la ciudad en el mayor enjuiciamiento masivo iniciado desde que dicha ley entró en vigor a finales de junio de 2020.

Las 15 personas restantes permanecerán bajo custodia a la espera del resultado de un recurso del Departamento de Justicia que se verá dentro de las próximas 48 horas.

Las sesiones ha durado cuatro días, pues el tribunal ha tenido dificultades para tramitar tal vista incoatoria masiva sin precedentes. Una de las personas acusadas, Clarisse Yeung Suet-ying, se desmayó el martes, hacia las dos menos cuarto de la madrugada, cerca del final de una sesión de 17 horas. Las normas internacionales disponen que las vistas excesivamente largas y agotadoras impiden garantizar el derecho a un juicio justo.

Durante la vista, la policía ha advertido a los centenares de manifestantes que se han congregado para expresar su apoyo a las personas acusadas de que estaban participando en una concentración ilegal, y una de las personas integrantes de equipo defensor ha sido detenida.

El cargo contra estas 47 personas guarda relación con su labor de organización y su participación en las “primarias” autoorganizadas para las elecciones al Consejo Legislativo del año pasado, que se aplazaron posteriormente alegando la necesidad de detener la propagación de la COVID-19.

La oposición llevó a cabo esas votaciones en julio del año pasado para reducir la lista final de candidaturas pro democracia en las elecciones legislativas oficiales a fin de conseguir una mayoría en el próximo Consejo Legislativo.

En ese momento, la jefa del ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, dijo que la votación era ilegal y advirtió de que podría infringir la ley de seguridad nacional, promulgada unas semanas antes