Idahot 2020: cuatro historias que evidencian la necesidad de reformar la Ley Antidiscriminación

En el Día Internacional contra la homo, lesbo, bi y trans fobia, y en el marco del proyecto Diversxs y nuestra campaña “La Ley Antidiscriminación se quedó corta”, te presentamos las historias de Ángela, Jechu, Francisco y Matías, cuatro casos que nos llevan a reflexionar sobre la urgencia de reformar la Ley Antidiscriminación para brindar una protección efectiva a grupos altamente vulnerables como la comunidad LGBTIQ+. 

De acuerdo a datos del XVII Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género, realizado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), en comparación con 2018, en 2019 Chile registró un aumento de un 44% en las cifras de abusos basados en la orientación sexual o identidad de género.  Por cifras como esta y también por los casos que no son visibilizados, hoy se hace evidente que nuestra sociedad requiere un cambio. 

«La Ley Antidiscriminación aún tiene deudas en materia de reparación y justicia hacia las víctimas», Matías Marín, 25 años, presidente del Círculo de Estudiantes Viviendo con VIH. Conoce su historia aquí.

 «Nadie nace siendo homofóbico o transfóbico, por eso es clave la educación», Ángela, 16 años, estudiante de la escuela Amaranta Gómez. Conoce su historia aquí.

«Espero que en un futuro el activismo no sea una necesidad para que las personas de la comunidad LGBTIQ+ puedan vivir tranquiles» Jechu Salamé, 20 años, activista por los derecho LGBTIQ+. Conoce su historia aquí.

«La transfobia la siento como un castigo porque uno decide vivir su identidad de género», Francisco, psicólogo y activista por los derechos de las personas trans. Conoce su historia aquí.

Lee aquí nuestro resumen con las propuestas de modificación necesarias para una mejor Ley Antidiscriminación. 

Conoce en profundidad cada una de sus historias: